Bungalows


Historia del bungalow en el camping

Los que hemos practicado el campismo en España desde hace años jamás se nos ocurrió pensar que llegaría un día en que el camping abriera sus puertas a los bungalows y la verdad es que es impensable encontrar un camping hoy en día que no tenga entre sus servicios el del alojamiento en bungalows. Aunque ésta situación en España no obedece a la realidad, pues  como veremos el bungalow fué un servicio de los campings forestales en EE. UU. hace mas de cien años.

bungalow y camping historia

Bungalows en campo forestal en EE.UU.

Un análisis de los bungalows en las provincia de Málaga nos lleva a confirmar este servicio de alojamiento generalizado, ya que según los datos un 87% de los campings de ésta provincia andaluza cuentan entre su producto el servicio de bungalows. Hace 20 años seguramente un camping con bungalow en Andalucía era algo excepcional.

En oposición a la situación del bungalow en Málaga y Andalucía la oferta de Bungalows en  el  campismo Catalán es más generalizada y con mayor antigüedad.

La historia de la palabra “bungalows” se remonta a 1659, es una adaptación a la lengua inglesa de la palabra Hindi “Bangala”, es decir, bengalí, y se inició su uso  en el sentido de una pequeña casa de una planta con techo de paja y una amplia terraza.

La evolución del bungalow como servicio ofrecido en el camping tiene dos corrientes la de los campos forestales de EE.UU. y la corriente europea con orígenes en el Reino Unido. En EE.UU. reciben el nombre de cabañas y en Europa el propio de bungalow.

La aplicación del bungalow al camping en Europa empieza después de la segunda guerra mundial. , cuando el uso generalizado del automóvil hizo posible que las personas se desplazaran más lejos.

En Estados Unidos el uso de cabañas o bungalows es muy anterior al uso en Europa. Fue adquiriendo fama en los campos forestales con las cabañas de madera.

Los primeros campistas llegaban a los bosques nacionales a pié, caballo o carreta, en busca de la aventura al aire libre y para vivir experiencias en la naturaleza, experimentando un sentido de la libertad que se encuentra en el mundo natural.

En Europa y más recientemente en España el camping ha empezado a considerar el uso del bungalow como una alternativa al cliente de hotel que busca un contacto con la naturaleza y una comodidad semejante a la del hotel.

El bungalow se ha convertido así en un producto asociado al campismo y al caravaning.

Del bungalow al glamping

El paso siguiente que ha llegado de Estados Unidos es el “glamping“, literalmente el camping con glamour, o lo que es igual el lujo integrado en el camping. Aparece así el bungalow de gran lujo, como un servicio que según los empresarios de cierto sector del camping está reclamando el cliente.

Del camping de los 60 con servicio se acampada, caravanas y autocaravanas, se ha pasado al camping del bungalow y ahora se impone el glamping y otros lujos, perdiendose el verdadero objetivo del campismo, la simbiosis del hombre con la naturaleza.